Cómo fumar una pechuga tierna y húmeda



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Parte 1/3: Preparando la pechuga

Enjuaga la pechuga en agua fría hasta que el agua que sale sea clara. Seque con toallas de papel gruesas. Hacer una estación de trabajo con papel de aluminio resistente ahorrará mucha limpieza.

Marque la tapa de grasa con un cuchillo muy afilado. Corté más profundamente en trozos gruesos de grasa para crear más área de superficie para el frote, lo que agrega más sabor más adelante.

Crea tu frote. Usé 3 partes de sal kosher, 2 partes de azúcar morena, 1 parte de pimienta negra, chile en polvo y pimentón ahumado cada uno. Diviértete y usa mucha sal y probablemente no te equivocarás.

Aplicar la mostaza y cubrir el pecho con una capa fina. Luego, aplique generosamente el masaje seco, asegurándose de que se introduzca en todos los canales que hizo marcando la capa de grasa.

Parte 2/3: Fumar

Remoja tus astillas de madera. Usé madera de pacana; Encuentro que da un sabor ahumado limpio.

Tengo un ahumador vertical, por lo que primero me gusta que el carbón vegetal en trozos natural entre en una chimenea. Lo que sea que tengas, es hora de encenderlo.

Una vez que el calor llega a la zona de ahumado (200-300 grados dependiendo de con quién hable), es hora de agregar su falda y astillas de madera al ahumador.

El recipiente en la parte superior de esta imagen es la bandeja de agua, que ayuda a distribuir uniformemente el calor y le agrega algo de humedad. Las patatas fritas empapadas están empezando a humear.

Una última vista antes de poner la tapa. Una vez que la tapa esté puesta, ¡déjela! Su trabajo ahora es el control de la temperatura. Trate de mantener su fumador a 230-275 grados.

En 2-3 horas (dependiendo del tamaño de su pechuga, la cantidad de grasa, la temperatura de cocción, etc.) alcanzará los 140-150 grados. ¡Es hora de pasar al horno!

Parte 3/3: El acabado del horno

Precalienta tu horno a 225 grados. Eso parece bajo, ¿verdad? Para obtener la pechuga más tierna posible, tenemos que ir a baja velocidad. También necesitamos una estrategia de humedad ...

Envuelva completamente su pecho en papel de aluminio resistente con la tapa de grasa hacia arriba. Esto ayuda a asegurar que la pechuga se mantenga muy húmeda.

El tiempo cambiará de pecho a pecho, pero después de 5-8 horas la temperatura interna alcanzará 195 grados. Más importante aún, debería desmoronarse fácilmente. Déjalo reposar durante 30 minutos.

¡Corte a contrapelo y tendrá una pechuga ahumada increíblemente tierna y húmeda! ¡Mi forma favorita de disfrutar es en tortillas frescas con arreglos básicos!


Ver el vídeo: pechugas de pollo en salsa


Artículo Anterior

Cómo hacer barras crujientes de arroz a cuadros navideños

Artículo Siguiente

Cómo cocinar arroz español auténtico